logo n+e
Universidad Rey Juan Carlos
formacion
clases-directo

Usuarios fantasmas para ganar repercusión en RRSS

Card image cap

Los bots, también conocidos como usuarios fantasmas, es la opción más rápida para conseguir seguidores en redes sociales. Su nombre deriva de "robot", funcionan gracias a un sistema de inteligencia artificial que recibe órdenes de programadores para promocionar alguna publicación. Son programas diseñados para imitar el comportamiento humano en la red.

Existen distintos tipos de bots dependiendo de las necesidades del perfil. Los usuarios fantasmas pueden:

  • Publicar post cuyo objetivo es enlazar con un portal web.
  • Empezar a seguir automáticamente a las cuentas que interactúen con la publicación.
  • Lograr un seguimiento masivo y reciproco con otros perfiles.
  • Programarlos para que generen comentarios en determinadas publicaciones.
  • Enviar mensajes privados a algunas cuentas específicas.
movil con instagram

Las redes sociales rechaza el uso de estas herramientas. Si detectan su presencia anulan la cuenta de forma automática. A pesar de ello, cada vez son más utilizados por los internautas. No existe ninguna ley que prohíba su uso, por ello hay que apostar por la autoregulación del usuario. El objetivo es aumentar el número de seguidores reales porque, si el sistema detecta demasiados perfiles falsos, salta una alarma que desactiva el verdadero.

Los bots cumplen con su misión, pero hay quien no quiere correr este riesgo y rechaza esta opción para tener más repercusión en la red. No se recomienda usar frecuentemente esta alternativa en perfiles corporativos.

Hay formas de reconocer la presencia de estos usuarios fantasmas:

  • Comienzan a seguir a muchas cuentas en poco tiempo: aumentan las cuentas seguidas rápidamente.
  • Publican el mismo post varias veces, redirigiéndolo siempre al mismo enlace.
  • Son bloqueados por muchos usuarios. No tienen foto de perfil o su avatar no es una fotografía personal.
  • Tienen pocos seguidores.

En Instagram tienen mucha presencia, a continuación puedes ver un vídeo sobre el uso más extendido en esta red social.

  

Clasificación de los usuarios fantasmas

Originalmente los bots tenían un uso muy distinto. Eran perfiles alternativos de celebridades o empresas que usaban para hacer publicaciones comprometidas. Después de su popularización, han sido empleados para varias misiones. Teniendo esto como referencia podemos dividirlos en las siguientes categorías.

  • Testing bots: el objetivo es crear una comunidad controlada para comprobar la repercusión o interacción de una aplicación nueva. Están en manos de los creadores del programa. Este uso no es negativo.
  • Following bots: se dedican exclusivamente a seguir otras cuentas. Se emplean para la venta de seguidores con el objetivo de aumentar la popularidad de algún perfil. Son muy usados en campañas políticas.
  • Traffic bots: buscan generar tráfico en la web. Hoy en día no son muy comunes porque Google prohibió su existencia al alterar los servicios de publicidad.
  • Trending bots: se dedican a viralizar una etiqueta o publicación para aumentar la repercusión de una noticia, de un vídeo o fotografía. También es un recurso frecuente en el mundo político.
  • Crisis Bots: defienden o critican a otras cuentas. La red social donde tienen más presencia es Facebook, donde buscan generar ideas negativas sobre empresas o cuentas. También se utilizan para contrarrestar opiniones negativas.

Desventajas del uso de bots

Con la compra de usuarios o "likes" no conseguimos engañar a la gente siempre. Normalmente suele haber un desfase entre seguidores y me gustas que provoca un rechazo hacia esa cuenta. En el caso de ser utilizados por las empresas, corren el peligro de poner en riesgo su reputación. Solo aumentan un número, pero no sus datos reales, y eso los clientes lo ven.

Instagram, Facebook, Youtube y Twitter, anulan las cuentas con usuarios fantasmas. Por lo que todo el contenido publicado en ellas se pierde, también el que tenía buena calidad y era fruto del esfuerzo real. Como hemos dicho anteriormente, el uso de estas herramientas, está en manos de los usuarios. Lo ideal sería reconocer a un usuario fantasma y después elegir libremente si bloquearlo o contribuir a su empleo en la red omitiendo su presencia.

Dejando de lado los perfiles personales, el uso moderado de bots en cuentas corporativas puede tener buenos resultados. Funcionan muy bien para librar a un departamento de la gestión de redes sociales, aunque siempre habría que supervisar sus las operaciones. Las tecnologías ayudan, pero no proporcionan el raciocinio humano que es tan necesario en la red.

Daniel Marín 15-10-2018
Recibe antes que nadie las promociones de nuestros cursos de formación online.

5% de descuento en tu formación al suscribirte

Al pulsar 'Suscribirme' acepto los términos y condiciones

Queremos saber tu opinión

Eliminar Celulitis
33 / 5
Máster en Dirección de empresas

Compartir en Redes Sociales

Newsletter de n+e

Recibe antes que nadie las promociones de nuestros cursos de formación online.
5% de descuento en tu formación al suscribirte

Al pulsar 'Suscribirme' acepto los términos y condiciones

Con el aval de

Anced
AJE Madrid Jóvenes Empresarios
Cámara Madrid
Aprendemás
Avanzaentucarrera
Criteo
Mundo Posgrado
Negocios y Networking
Carné Joven