logo n+e
whatsapp
formacion
clases-directo

6 razones por las cuales no se tiene éxito al emprender

Card image cap

Emprender es demasiado complejo, siendo demostrado por estadísticas obtenidas al entrevistar miles de personas, que no todos son capaces de realizarlo. Muy pocos triunfan, y gran mayoría falla en los primeros intentos. Inclusive, las personas más exitosas han conocido lo que es fracasar, pero han sabido interpretar sus situaciones adversas como positivas, lo cual ha permitido sean más fuertes en el ámbito laboral.

También te puede interesar:

Cómo funcionan las empresas en la era 4.0
5 razones para emprender tu negocio con éxito

Las principales causas que establecen la carencia de éxito son debido a la misma persona que ha deseado emprender con el proyecto, por lo cual, el fracaso es un resultado interno y no externo. Ya conociéndose esto, posiblemente quisieras saber cuáles son las razones por las que una persona no tiene éxito siendo un emprendedor; de esta manera podrás identificarlas y cambiar aquellas que consideres forma parte de tus hábitos y/o forma de pensar.

Por qué se fracasa al emprender

El emprendedor promedio en muchas ocasiones tiene un patrón que consiste en iniciar un proyecto con mucha energía para al final, rendirse o cambiar de proyecto. Es importante que conozcas que no importa a donde te estés moviendo, aunque el sector que optes sea distinto, si no tienes las habilidades adecuadas para realizar tu labor, siempre tendrás los mismos inconvenientes. Por lo cual, la importancia verdadera radica, no en cambiar de nicho, sino en aprender a manejar un negocio.

Al mantenerte persistente podrás adquirir las habilidades necesarias para lograr tu cometido, y aún mejor que eso, lograrás batir retos personales, siendo mejor persona con cada escalón que subas.

El aspecto más importante que puedes desarrollar en tu vida es la paciencia. El éxito puede tardar años, e incluso décadas en tocar la puerta. Sin embargo, debes aprender a reconocer el momento adecuado para abandonar un negocio, pero no por razones poco realistas, como por ejemplo, abandonar porque tienes poco conocimiento en el sector o no te convertiste en millonario los primeros 6 meses posteriores al inicio de tu empresa.

Dejarse dominar por el miedo

El miedo es una sensación de angustia causada por un ideal imaginario o real, nos suele jugar malas pasadas, por lo tanto no debemos tomarlo a la ligera. El sentir miedo podría efectuar que al momento de captar inversores para la compañía, al realizar una llamada a un proveedor o en una reunión con trabajadores, el sentimiento pueda hacernos parar de golpe. En sí, el miedo casi nunca está solo, el viene acompañado junto con la duda, falta de ambición, indiferencia, indecisión, envidia, cólera y muchos otros sentimientos negativos perjudiciales a largo plazo, tanto mental como orgánicamente. Tomando en cuenta que aquello que está en nuestra mente será reflejado por medio de la materialización.

Si te has percatado que presentas alguno de estos síntomas, deberías de realizarte ciertas preguntas, tales como: ¿Qué cosas no deseo afrontar? ¿Por qué siento miedo? Una vez conocida la raíz del sentimiento podemos afrontarlo y superarlo. Sin embargo el verdadero problema viene cuando las personas sienten vergüenza de auto-admitir sus propios defectos, ya que les causa pánico la verdad, o cuando no creen en sí mismos, en que puedan lograr su proyecto e inclusive, hay quienes se asustan de sólo pensar en que pueden triunfar.

Asimismo, está el grupo de personas que suelen temer al fracaso y por esa razón jamás intentan nada, evitan realizar nuevos retos o enfrentase a las circunstancia adversas del día a día. No pueden salir de la zona de confort. Cuando las personas se dejan dominar por el miedo, pasan a un estado de inercia mental y físico, donde no afrontan sus problemas, por lo cual, se quedan en la inexperiencia lo que los convierten en incapaces de progresar en cualquier ámbito de sus vidas.

La solución más ideal para salir del miedo consiste en acepta que lo tienes y, a pesar de sentir que te invade, no debes dejar que te domine realizando de igual forma lo que te propusiste alcanzar. En pocas palabras ¡Si sientes miedo, hazlo con miedo! Pero no permitas que él te paralice.

Carecer de perseverancia

Los principales fallos de la vida son producidos en personas que no se han percatado de lo cerca que estaban de alcanzar su objetivo, y se rindieron. Existen fracasos temporales, incertidumbre, vueltas atrás y negocios que se estancan. Sin embargo, en todos esos componentes radica la esencia de ser emprendedor. Nadie mejor lo diría que Napoleón Hill, autor de los principales libros de éxito, la persona que intenta una y otra vez es la que triunfa, u otra de sus citas más celebres: detrás de todo fracaso existe un beneficio equivalente o mayor. El fracaso no es más que un maestro que te permite adquirir experiencia, lo cual te ayudará a cometer menos errores al momento de volverte a sumergir en este tipo de odiseas.

En muchas ocasiones es imprescindible que seas rechazado de manera constante o desarrolles un gran esfuerzo para que alcances el lugar donde siempre deseaste estar, adquiriendo la majestuosa posición que tanto has anhelado. La escritora de Harry Potter, J.K. Rowling fue rechazada por 12 editoriales antes de poder publicar la saga, la cual, en nuestra actualidad ha sido catalogada como una de las literaturas más rentables a nivel económico. Siendo la primera persona en obtener ganancias de 1 billón de dólares sólo por escribir libros.

Realizar muchas cosas, pero no las adecuadas

Es recomendable realizar pocas cosas de forma adecuada, que acabar varias que no contribuyen en tu crecimiento profesional. Asimismo, se recomienda dedicar un tiempo para el bienestar personal. De seguro en muchas oportunidades habrás pensando que estás demasiado ocupado para sentarte a pensar sobre tu futuro, o tener una charla relajada con un amigo; que se traduciría en satisfacción para tu espíritu.

Por lo tanto, te encontrarás con tu agenda llena de cosas por hacer, y te costará decir no a lo que realmente no tiene fundamento alguno en tu crecimiento. Esto te llevará a convertirte en un títere de tus superiores o de tus obligaciones, que manejarán a su antojo tu vida. Un ejemplo preciso de este hecho es cuando te la pasas consultando tu email, colocando esta acción por encima de otras tareas más relevantes y que en verdad aportarán un beneficio a tu vida.

No saber cómo delegar actividades

Este hecho es muy recurrente en las medianas y pequeñas empresas donde los dueños del negocio desean realizar todas las actividades por cuenta propia. El carecer del deseo de recibir ayuda, a la larga sólo causará que la compañía no se desarrolle debidamente.

Al aprender a delegar podrás crear lazos financieros y personales, construir un equipo de personas talentosas que contribuirán con el crecimiento de la empresa. Desde cierto punto, es mejor tener un pequeño porcentaje de un conglomerado que ser el dueño de 'nada'.

Escritores como John Maxwell, Brian Tracy, Zig Zigglar o Napoleon Hill afirman que el tener un grupo de personas capacitadas y delegarles responsabilidades, es la mejor manera de multiplicar tu presencia.

No invertir en sí mismo

Al emprender un negocio o conseguir el primer trabajo, la mayoría de las personas destinan las ganancias al apartado de ahorros (claro, no está mal ahorrar, lo negativo aparece no sacas el máximo partido al dinero ganado) sin invertir un céntimo en ellos, en continuar su formación. Popularmente se cree que al acabar el período escolar se culmina con el aprendizaje y es una idea muy alejada de la realidad debido que cada día aporta una enseñanza nueva, siendo las verdaderas lecciones las que han sido aprendidas a través del sentido común en base a las experiencias diarias, las cuales serán indispensables en nuestra vida.

La información siempre ha tenido fuerte desempeño, principalmente en nuestra actualidad donde podría decirse que ella vale 'oro'. Muy parecido a invertir en un negocio, el realizarlo en ti mismo significa tener dividendos en un futuro no muy lejano.

¿Dónde invertir mi dinero para tener aumentar mi formación?

Puedes realizarlo a través de un entrenador que te ayude a mantenerte en forma, coaches que contribuyan en mejorar tus habilidades o mediante cursos. La vida se enfoca en un proceso de renovación constante, ya que son los dictámenes impuestos por el universo, el mundo está en constante movimiento, por eso se nos presentan los ciclos y tendencias; lo adecuado es prepararse con anticipación para que dichos cambios no nos tomen por sorpresa. Al realizarlo, no sólo tendrás éxito en tus negocios, sino en cualquier otro ámbito en donde decidías poner tu enfoque.

Por esto y mucho más, es realmente importante formarte en saber cómo dirigir un negocio, y tener los conocimientos necesarios para la dirección y el funcionamiento de las empresas; el Máster en Dirección de Empresas (MBA) de n+e se orienta perfectamente a este tipo de conocimientos para ayudar a los futuros emprendedores a triunfar y no tener miedo a iniciar una empresa.

Sofía Medina 06-04-2018
Recibe antes que nadie las promociones de nuestros cursos de formación online.

Al pulsar 'Suscribirme' acepto los términos y condiciones

Queremos saber tu opinión

Eliminar Celulitis
33 / 5
Máster en Habilidades Directivas en Negocios y Estrategia

Compartir en Redes Sociales

Newsletter de n+e

Recibe antes que nadie las promociones de nuestros cursos de formación online.

Al pulsar 'Suscribirme' acepto los términos y condiciones

Con el aval de

Anced
Ingresos Pasivos Inteligentes
AJE Madrid Jóvenes Empresarios
Cámara Madrid
Confianza Online
Aprendemás
Avanzaentucarrera
Criteo
Emagister
Mundo Posgrado
Negocios y Networking
Carné Joven