logo n+e
whatsapp
formacion
clases-directo

“He aprobado mi Grado universitario. ¿Y ahora qué?”

Card image cap

En junio de este año, muchos estudiantes universitarios de nuestro país habéis dejado la Universidad con vuestro flamante título de Graduado bajo el brazo. Es lógico que, tras una carrera universitaria de cuatro años, que ha incluido además períodos de prácticas o estancias en universidades europeas dentro del Programa Erasmus, hayáis decidido pasar un buen verano de descanso y fiesta. Pero, una vez que el verano está llegando a su fin, muchos de vosotros os preguntáis: “¿y ahora qué?”.

¿Qué hacer al acabar la universidad?

En España existen muchas opciones vitales para las personas que habéis “finalizado” vuestros estudios de Grado universitario. Mi primer consejo es inscribiros en los Servicios de Empleo de vuestra Comunidad autónoma. Solo tenéis que acercaros al más cercano a vuestro domicilio (buscadlo en sepe.es), con el título (o el certificado de que se ha solicitado) y cualquier otra documentación que sea valiosa para un posible empleador, y dar los datos y el sector en el que queréis trabajar. Es un trámite que lleva unas horas pero que significa estar dado de alta en el Servicio de Empleo del Estado y aparecer en los buscadores oficiales. ¿Quién sabe si gracias a ello recibiréis una llamada con una oferta laboral o para realizar algún curso de formación gratuito?

La segunda opción, por supuesto, es buscar trabajo directamente. Todos tenemos una red física de contactos (familiares, amigos), a los que informar que se está en búsqueda de un empleo. Las empresas donde hemos realizado las prácticas de Grado deberían ser las primeras que recibieran nuestra llamada o visita (si es que han quedado satisfechas con nosotros). Además, en Internet hay varias páginas como Infojobs.com o Primerempleo.com donde se publicitan ofertas de empleo, oportunidades laborales o de voluntariado que pueden ser altamente interesantes para la inserción laboral de los egresados universitarios. Recomiendo completar atentamente y de manera completa vuestro perfil en dichas páginas destacando vuestros estudios formales e informales, vuestras experiencias de voluntariado o laborales (incluidas las prácticas) y habilidades y competencias informáticas o lingüísticas primordiales. Hay que tener en cuenta que la falta de experiencia laboral previa es un problema para muchos reclutadores, pero para otros puede ser una oportunidad: tenemos que saber vender esa carencia como la posibilidad de que nuestro primer empleador escriba sobre una hermosa página en blanco.

Cuestión aparte es nuestra aparición en redes sociales. Los reclutadores escrutan nuestros perfiles en redes profesionales como LinkedIn (donde recomiendo tener un buen perfil y cuidarlo a diario con publicaciones, solicitudes de contacto, etc.), para buscar posibles candidatos. Pero también miran redes menos profesionales como Facebook, Instagram o Twitter para detectar incoherencias, publicaciones ofensivas o fotos inapropiadas. Cuidad vuestra imagen al máximo, porque todo cuenta.

La tercera opción, y la mejor desde mi punto de vista, es seguir formándote. Un Grado universitario está muy bien, pero no deja de ser una formación generalista que no proporciona conocimientos totalmente útiles en el día a día de una empresa. Además, la rapidez con que evoluciona el mundo actual hace que, muy pronto, los conocimientos que adquirimos en nuestra estancia en la Universidad quedan obsoletos (o casi). Para la inserción laboral hay varias opciones: un título de posgrado como un Máster abre las puertas directas a una contratación como becario del propio Máster, y para continuar después en la empresa con un contrato. Hay Máster que son profesionalizantes y que son condición sine qua non para trabajar: son, por ejemplo, el Máster de acceso a la abogacía o el Máster de Formación del Profesorado. Además, existe la posibilidad de opositar utilizando los servicios de academias especializadas.

Pero también hay otros estudios de posgrado que sirven para colocarnos en el mercado laboral: cursos superiores, cursos de especialización, titulaciones universitarias de especialista o experto, cursos de idiomas con titulación oficial, e incluso cursos de formación continua o certificados de profesionalidad. Toda esta formación no solo es necesaria hoy en día: es imprescindible si queremos diferenciarnos de los miles de estudiantes que tienen un grado universitario igual al nuestro. Para ello existe una amplísima oferta, tanto oficial, como extraoficial. Como es lógico, las escuelas de negocios como negociosyestrategia.com combinan la altísima calidad de sus formaciones con la rapidez de incorporación, la puesta al día de los conocimientos, la práctica combinada con la teoría, y la posibilidad de compartir con compañeros y un claustro de profesores provenientes de empresas en activo.

Hagas lo que hagas, recuerda que el Grado es el primer paso de una carrera que durará toda la vida; una vida que debe combinar formación, experiencia profesional, voluntariado y habilidades y competencias que se van a adquirir mediante el inefable sistema de la prueba y el error. Pero, en ese camino, en esa vida, debes dejarte aconsejar por las personas que hemos dedicado nuestra vida a la educación.

Artículos que te pueden interesar

Qué leer este verano
¿Qué son las "fake news" y por qué están tan presentes en la actualidad?

Juan Luis Posadas 27-08-2018
Recibe antes que nadie las promociones de nuestros cursos de formación online.

5% de descuento en tu formación al suscribirte

Al pulsar 'Suscribirme' acepto los términos y condiciones

Queremos saber tu opinión

Eliminar Celulitis
33 / 5
Máster en Dirección de empresas

Compartir en Redes Sociales

Newsletter de n+e

Recibe antes que nadie las promociones de nuestros cursos de formación online.
5% de descuento en tu formación al suscribirte

Al pulsar 'Suscribirme' acepto los términos y condiciones

Con el aval de

Anced
AJE Madrid Jóvenes Empresarios
Cámara Madrid
Confianza Online
Aprendemás
Avanzaentucarrera
Criteo
Mundo Posgrado
Negocios y Networking
Carné Joven