logo n+e
whatsapp
formacion
clases-directo

Obsolescencia programada...¿mito o realidad?

Card image cap

Como muchas veces empezamos los artículos, primero de todo definiremos el concepto del que estamos tratando. ¿Qué es la obsolescencia programada?

Este término se define como la codificación de la vida útil de un producto, después de haber transcurrido un periodo ya predeterminado por la entidad que lo haya creado en el periodo de la misma fabricación. Esto provoca que el producto quede obsoleto, no utilizable o estropeado. Para conseguir esto, en algunas ocasiones incluso se incluye alguna característica dentro del producto para conseguir este efecto y que deje de funcionar pasado un tiempo, o un número aproximado de usos.

Una vez que ocurre esto, pueden pasar dos cosas: una es que hay piezas de recambio o forma alguna de arreglarlo, o que ya haya quedado totalmente anticuado, y que no sea posible su reposición y no hay más remedio que comprar un modelo superior; es a lo que llamamos la “obsolescencia indirecta”.

¿Cuál es el objetivo de todo esto?

El objetivo principal, como es lógico, es el de generar más compras o más asiduidad de reemplazo en los productos para crear una adicción o hábito en la compra, y así generar cada vez más ventas, al fidelizar con esta técnica a los clientes. No persigue la calidad sino obtener más y más ventas.

La discusión fundamental de esto es que puede conllevar problemáticas medioambientales, al primarse más la producción indiscriminada usando y agotando recursos, que la optimización y durabilidad de ellos para poder conservar dichos recursos. Además de generar cada vez más y más residuos y basura que hace que se acumule y resulte difícil la reutilización de ello. Y otro problema es el de no tener en cuenta las necesidades y preferencias de los consumidores, siendo inducidas por las empresas para que renueven los productos sin importar nada más. Además, en los últimos años, se están usando a los países en vías de desarrollo como vertedero para dejar todos aquellos residuos de los productos ricos que han desechado o reemplazado los consumidores.

Este concepto se puede aplicar a la tecnología, donde es el caso más obvio y donde más se suele producir, hasta las mismas modas del sector textil, con nuevos colores, texturas, estampados… Creando un círculo de creación de prendas, consumo de las mismas y desecharlas, que cada vez se va acortando más, y creando ciclos más rápidos.

Ya han sido en numerosas ocasiones las muestras de descontento que se han producido entre activistas y personas que reivindican las mejoras en la calidad y los tiempos de duración de los productos. Aquí dejamos un documental que explica mejor este fenómeno, y cómo afecta a las personas esto:


Tipos de obsolescencia

Además de la esencial, la cual ya hemos descrito al inicio, existen otros mucho tipos, como son:

Obsolescencia por notificación.- cuando el producto avisa de que le queda poco o nulo recambio, y es necesario cambiarlo por uno nuevo (ejemplo: los cartuchos de las impresoras).

Obsolescencia funcional por defecto.- se produce cuando una pieza empieza a no funcionar, y el producto entero deja de ser servible.

Obsolescencia por caducidad.- consiste en disminuir artificialmente la caducidad, como puede pasar con la alimentación, poniendo una fecha de caducidad menor que la que es para que así el ciclo de reponerlo sea más corto.

Obsolescencia de medicamentos.- al igual que ocurre con la alimentación, los medicamentos también son manipulados para que su vida sea más corta de lo que realmente sería. En numerosas ocasiones, no hacen nada de forma química, sino que simplemente inscriben una fecha de caducidad menor que la que sería realmente.

Obsolescencia ecológica.- utilizan la ecología para alentar a las personas de comprar productos nuevos que contaminan menos, y así reemplacen a otros que ya están anticuados y son menos perjudiciales para el medioambiente. Muchas empresas lo utilizan también como política en su estrategia de marketing social corporativo.

Obsolescencia psicológica.- derivada de las campañas de mercadotecnia de las empresas encaminadas a hacer que los consumidores perciban como obsoletos los productos existentes.

Obsolescencia por incompatibilidad.- esto se suele producir más con programas informáticos debido a la necesidad de actualizar los sistemas operativos. Aquí, suele ocurrir que las personas estarán más predispuestas a consumir un nuevo producto que a solucionar el problema, cuando entran en juego, por ejemplo, mayor precio y plazos.

Si quieres saber más sobre este tipo de fenómenos, nuestro Especialista en Big data e inteligencia de negocio, descubre todo esto y muchos más aspectos sobre cómo funciona y se aplica la tecnología en los productos.

Sofía Medina 26-06-2018
Recibe antes que nadie las promociones de nuestros cursos de formación online.

Al pulsar 'Suscribirme' acepto los términos y condiciones

Queremos saber tu opinión

Eliminar Celulitis
33 / 5
Máster en Habilidades Directivas en Negocios y Estrategia

Compartir en Redes Sociales

Newsletter de n+e

Recibe antes que nadie las promociones de nuestros cursos de formación online.

Al pulsar 'Suscribirme' acepto los términos y condiciones

Con el aval de

Anced
AJE Madrid Jóvenes Empresarios
Cámara Madrid
Confianza Online
Aprendemás
Avanzaentucarrera
Criteo
Mundo Posgrado
Negocios y Networking
Carné Joven