• info@negociosyestrategia.com
logo n+e
whatsapp
formacion
clases-directo

Las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedad Profesional

Card image cap

Todos los autónomos tienen la obligación de cubrir sus cargos por incapacidad temporal en contingencias comunes, por contra, es opcional la cotización de los accidentes de trabajo y otras enfermedades profesionales así como el paro autónomo.

Pues bien, si deseas tener cubiertas tus posibilidades de sufrir un accidente de trabajo y enfermedades profesionales las Mutuas son la opción natural, ofreciéndonos una importante cantidad de ventajas para no volvernos a preocupar por este supuesto.

 

  • ¿Qué son las Mutuas de accidentes laborales?

 

Cuando hablamos de Mutuas, lo hacemos de asociaciones empresariales que colaboran con la gestión que realiza la Seguridad Social. Son entidades sin ánimo de lucro y que se crean siempre bajo la autorización y el control de la autoridad competente de la administración.

La principal función de las Mutuas es la de gestionar aquellas prestaciones que se derivan de los accidentes de trabajo y las de enfermedad profesional, así como las prestaciones de Incapacidad temporal en casos de contingencias comunes. Otras de sus responsabilidades son la gestión del paro en el caso de los trabajadores autónomos.

 

  • ¿Cómo trabajan estas Mutuas?

 

Lo cierto es que de manera totalmente independiente de aquellas contingencias que decidas cotizar, en la actualidad es totalmente obligatorio estar cubierto con un Mutua de Accidentes de Trabajo y enfermedades profesionales. Esta obligación a cubrir contingencias comunes permanece siempre que estemos en activo.

Nuestra recomendación es que si realizas trabajos con una mínima probabilidad de sufrir accidentes o enfermedades profesionales siempre abones las contingencias correspondientes, es tu salud y es tu futuro. No escatimes en este punto.

Una vez hecha esta precisión, las Mutuas nos permiten cubrir ambas contingencias, las opcionales y las obligatorias. Sin embargo, en donde han obtenido un mayor protagonismo es en las segundas, y en concreto en todos los servicios “extra” que estas Mutuas suelen ofrecer a sus cotizantes.

No se nos asigna automáticamente una Mutua, sino que seremos nosotros quienes tendremos que elegir con que mutua queremos cubrir nuestra incapacidad temporal, siempre condicionando los efectos en ella con el de nuestra alta en el régimen de trabajadores autónomos.

 

  • ¿Cómo se procede al alta en una Mutua?

 

El documento básico para este fin se denomina “documento de adhesión”, y es un papel esencial para formalizar con la mutua todo nuestro régimen de aseguramiento. La vigencia de este documento es de un año y a partir de ahí se prorroga por periodos equivalentes.

Este documento incluye tanto los derechos y deberes del trabajador y de la mutua, la fecha en la que comienzan y acaban los efectos de la adhesión así como otra serie de datos tales como los personales del propio trabajador, su régimen de Seguridad Social y su número en este régimen, etc.

Una vez firmado este documento, es importante que tengamos a mano toda esta documentación tanto a fin de cumplir rigurosamente con los pagos y también con el de disponer exactamente de los datos de la mutua para aquellos casos en los que los podamos necesitar de manera imprevista.


Blog 29-09-2017

Queremos saber tu opinión

Eliminar Celulitis
33 / 5

Compartir en Redes Sociales

Newsletter de n+e

Recibe antes que nadie las promociones de nuestros cursos de formación online.

Al pulsar 'Suscribirme' acepto los términos y condiciones

Con el aval de