logo n+e
Universidad Rey Juan Carlos
formacion
clases-directo

Informe turismo.- Variables económicas y financieras

Card image cap

La estructura externa del sistema turístico se compone de las variables del entorno, que como hemos visualizado en el esquema presentado anteriormente, se encuentra formado por los aspectos que inciden directamente en la actividad turística desde el punto de vista económico y financiero, demográfico y social, político y cultural, medioambiental, científico y tecnológico, y regulatorio y normativo. Ahora, nos vamos a centrar en los aspectos económicos.

Artículos que te pueden interesar

Informe turismo.- variables medioambientales
Informe turismo.- variables demográficas
Avance turístico 2017

La economía; de lo que más afecta al turismo

Sin lugar a dudas, la actualidad económica y financiera de los últimos años ha estado protagonizada por la crisis económica y financiera internacional, que comenzó en 2008 con la quiebra del banco de inversión norteamericano Lehman Brothers, y que ha tenido una serie de consecuencias altamente negativas para la evolución de la economía española durante los últimos diez años.

En este sentido, dentro de España hemos asistido a un crecimiento exponencial de la tasa de paro y de las desigualdades sociales, aunque desde 2015 se aprecia una recuperación del crecimiento económico y del empleo. Adicionalmente, como veremos más adelante, el sector turístico español ha tenido un excelente comportamiento durante los últimos años, habiendo funcionado como uno de los principales motores económicos para alcanzar la consolidación de la recuperación de la economía española.

No obstante, es mediante el análisis de datos estadísticos oficiales como podemos obtener la visión más objetiva del escenario económico actual, que evidentemente, tiene una elevada influencia sobre la evolución del turismo, como uno de los elementos más importantes de la estructura externa del sistema turístico.

Así, dentro de los contenidos de esta sección, vamos a analizar las siguientes variables económicas:

  • Evolución del número de empresas.
  • Evolución de la tasa de paro.
  • Evolución del Producto Interior Bruto (PIB).
  • Contribución del turismo al PIB.
  • El impacto de la crisis al turismo

La primera variable que vamos a analizar es la evolución del número de empresas activas en España entre 2004 y 2017. Como ya sabemos, se experimentó un periodo de crecimiento del número de empresas entre 2004 y 2008, que corresponde con una etapa de elevado crecimiento económico en España.

Sin embargo, entre 2008 y 2014, coincidiendo con el comienzo de la crisis económica y financiera internacional asistimos a un periodo caracterizado por un fuerte descenso del número de empresas activas en España, alcanzado su mínimo histórico, dentro de la serie de datos analizada, en el año 2014. Además, coincidiendo con las informaciones procedentes de diferentes fuentes periodísticas, podemos confirmar que la recuperación de la economía en España se inicia en 2015, el primer año durante el cual se detiene la tendencia decreciente del número de empresas activas en España y se inicia un periodo de crecimiento continuado hasta 2017, año en el cual el número de empresas se situó por encima de los niveles de 2006, y únicamente por debajo de los registros de 2007, 2008, 2009 y 2010. Consecuentemente, nos encontramos con una variable económica que está experimentando un buen rendimiento durante los últimos años, y que confirma las informaciones acerca de la recuperación económica.

Así, esta variable del entorno externo del sistema tiene una elevada influencia sobre el conjunto del sistema turístico, dado que, a mayor número de empresas, existe por consiguiente una mayor actividad económica, lo que beneficia sin lugar a dudas a la evolución del turismo en España.

Evolución de la tasa de paro en España para el periodo 2006-2017

durante los dos primeros años de la serie histórica considerada (2006 y 2007), la tasa de paro en España se encontraba en niveles muy bajos, gracias la buena situación que existía con anterioridad a la llegada de la crisis económica y financiera. De hecho, en 2007, se alcanzó el mínimo histórico de la tasa de paro en España, que registró el valor del 8,23%.

Sin embargo, podemos observar en el gráfico que, a partir de 2008, año en el cual se produce el estallido de la crisis económica y financiera, asistimos a un periodo de crecimiento exponencial de la tasa de paro que se mantiene hasta 2013, un año durante el cual este indicador económico alcanzó su máximo con un 26,09% de la población española en desempleo, lo que indudablemente, tuvo una serie de consecuencias muy negativas para el sistema turístico.

Sin embargo, como bien se puede observar en el gráfico, entre 2013 y 2017 se produce un descenso continuado de la tasa de paro en España, habiendo alcanzado en 2017 el valor del 17,22% de la población española en desempleo. Aunque se trata todavía de un dato que no es positivo para la economía, dado que existe todavía un amplio margen de mejora de esta variable para alcanzar los datos de 2007 previos a la crisis, sí debemos señalar que la tendencia descendiente de la tasa de paro en España que se viene produciendo desde 2013 indica que nos encontramos en un periodo de recuperación de la economía, avalando de esta forma las conclusiones que hemos extraído del estudio de la variable anterior referida a la evolución del número de empresas.

Sin duda alguna, una menor tasa de paro supone un claro beneficio para el sistema turístico, dado que se produce automáticamente una mejora de las condiciones de vida de las comunidades locales receptoras de turismo en España, que constituyen uno de los principales stakeholders del sistema turístico, atendiendo a la dimensión social del desarrollo sostenible.

La evolución del Producto Interior Bruto (PIB) en España para el periodo 2004-2017.

Como bien es sabido, el Producto Interior Bruto (PIB) es el agregado macroeconómico más importante desde el punto de vista analítico de cara a determinar la evolución de la economía en un determinado territorio. De esta manera, para el periodo histórico que hemos considerado y cuyos resultados se muestran en la Figura 5, entre 2004 y 2006 asistimos a un periodo de crecimiento interanual del PIB, pasando del 3,2% en 2004 al 4,2% en 2006, y existiendo también en 2007 un buen dato macroeconómico que situaba al PIB en un 3,8%.

Sin embargo, debido a los efectos de la crisis económica y financiera internacional, entre 2008 y 2013 asistimos a un periodo durante el cual el PIB muestra un rendimiento deficiente, consiguiendo únicamente un crecimiento del 1,1% en 2008 y registrándose un espectacular decrecimiento del PIB en 2009, cuando el indicador se situó en un -3,6%. Como bien sabemos, los periodos anuales en los cuales el PIB nos proporciona un resultado negativo, nos indican que nos encontramos en una situación de recesión económica, que en España se mantuvo hasta 2013, generando unos dramáticos efectos en términos de empleo y pérdida de calidad de vida para la población de nuestro país, lo que tuvo una serie de consecuencias negativas para el sector turístico, dado que se produjo una contracción de la demanda interna, como consecuencia de la menor disponibilidad de renta por parte del turismo doméstico. Como decíamos, la recesión se mantuvo hasta el año 2013 dado que en 2010 el PIB se mantuvo en los mismos niveles que en 2009, pero en 2011, 2012 y 2013 se volvieron a registrar tasas de variación interanuales negativas dentro de esta variable.


Sin embargo, tendríamos que esperar hasta 2014 para volver a obtener un comportamiento positivo del PIB, situándose en este año en un 1,4% respecto a 2013. Y es que desde 2013 hasta 2015 asistimos a la ya mencionada recuperación de la economía española, alcanzándose en 2015 un crecimiento económico del 3,4%. No obstante, aunque se puede afirmar que el crecimiento de la economía española se mantiene estable durante los últimos años, no es menos cierto que existe una ralentización del crecimiento entre 2015 y 2017, pasando del mencionado 3,4%, al 3,3% en 2016 y al 3,1% en 2017.

Consecuentemente, realizando un análisis comparativo de las tres variables económicas estudiadas hasta este momento, podemos concluir que, tras la superación de la crisis económica, nos encontramos en la actualidad ante un escenario de recuperación de los principales indicadores, aunque el crecimiento del PIB está registrando una ligera desaceleración durante los dos últimos años.

n+e 07-06-2018
Recibe antes que nadie las promociones de nuestros cursos de formación online.

5% de descuento en tu formación al suscribirte

Al pulsar 'Suscribirme' acepto los términos y condiciones

Queremos saber tu opinión

Eliminar Celulitis
33 / 5
Máster en Dirección de empresas

Compartir en Redes Sociales

Newsletter de n+e

Recibe antes que nadie las promociones de nuestros cursos de formación online.
5% de descuento en tu formación al suscribirte

Al pulsar 'Suscribirme' acepto los términos y condiciones

Con el aval de

Anced
AJE Madrid Jóvenes Empresarios
Cámara Madrid
Confianza Online
Aprendemás
Avanzaentucarrera
Criteo
Mundo Posgrado
Negocios y Networking
Carné Joven