logo n+e
whatsapp
formacion
clases-directo

Diferencias entre una S.A y una S.L

Card image cap

En el ámbito societario son cada vez más amplias las diferentes clases de sociedades que existen. Esto se debe fundamentalmente al interés del legislador en adaptar los diferentes marcos societarios al cambiante panorama empresarial de nuestra época. Sin embargo, dos son los modelos de sociedad que desde siempre, más interés han despertado en el tráfico empresarial. La primera es sin dudas la de las Sociedades Anónimas, la Segunda, las Sociedades de Responsabilidad Limitada. Ambas, son modelos societarios que limitan la responsabilidad de sus socios, pero también son objeto de confusión, y muchos empresarios no distinguen correctamente sus caracteres.

    1. ¿Qué tienen en común?

Las Sociedades Anónimas (SA) y las Sociedades de Responsabilidad Limitada (SL) tienen en común, en primer lugar, ser dos de los formatos jurídicos más utilizados por las empresas en todo el planeta.

Además también ambas se enmarcan dentro de las conocidas como “sociedades capitalistas”, en donde la aportación de capital gana más peso que las aportaciones laborales o personales de los socios.

Por último, también tienen en común el factor de limitación de la responsabilidad de los socios, que sólo alcanzará a lo aportado. Pero las diferencias son igualmente llamativas e interesantes.

    1. ¿En qué se diferencian las S.A y las S.L.?

En cuanto al capital, ya vemos las primeras diferencias ya que en el caso de la S.A, el capital se halla dividido en acciones (art. 1 LSA), y en el caso de la sociedad limitada se halla dividido en participaciones (arts. 1 y 5 LSRL). El capital mínimo de la S.A. Son 60.101 eur (art 4 LSA) y el de la SL es de 3.005 eur ( art 4 LSLR). Otras diferencias en este sentido son que las S.A pueden emitir obligaciones y cotizar en bolsa, posibilidad no permitida a las SL.

En cuanto a las aportaciones no dinerarias, en la SA requieren de una valoración previa por un experto independiente (art 38 LSA), y en las SL no requieren de ningún informe (art 21 LSRL), lo cual favorece esta práctica por parte de los socios.

Otras diferencias esenciales están vinculadas con su constitución, ya que en el caso de la SA, está permitida la fundación simultánea y la sucesiva (arts. 14 LSA) y en el caso de la SL solo se permite la fundación simultánea.

Las diferencias más importantes también aparecen en el apartado de acciones y participaciones en donde en el caso de la SA, las acciones son consideradas valores mobiliarios, y pueden estar tanto representadas por títulos como por anotaciones en cuenta. En la SL tienen una naturaleza diferente a los valores mobiliarios y no pueden estar representadas ni en títulos ni en anotaciones en cuenta.

En cuanto a la trasmisión de acciones, en la SA esta es básicamente libre, excepto que se introduzcan cláusulas que restrinjan esta práctica. En el caso de la SL esta trasmisión es generalmente restrictiva, pudiendo modificarse los estatutos y hacer ligeramente más abierta está transmisión.

Las últimas diferencias vienen en la Junta general, en donde en la SA, la convocatoria debe hacerse publicando un aviso en el BORME y prensa, y estableciéndose en ocasiones un mínimo de acciones para acudir a la Junta. Estas posibilidades no aparecen en la SL, en donde el funcionamiento es más sencillo.


Blog 29-09-2017
Recibe antes que nadie las promociones de nuestros cursos de formación online.

Al pulsar 'Suscribirme' acepto los términos y condiciones

Queremos saber tu opinión

Eliminar Celulitis
33 / 5
Máster en Habilidades Directivas en Negocios y Estrategia

Compartir en Redes Sociales

Newsletter de n+e

Recibe antes que nadie las promociones de nuestros cursos de formación online.

Al pulsar 'Suscribirme' acepto los términos y condiciones

Con el aval de

Anced
Ingresos Pasivos Inteligentes
AJE Madrid Jóvenes Empresarios
Cámara Madrid
Confianza Online
Aprendemás
Avanzaentucarrera
Criteo
Emagister
Mundo Posgrado
Negocios y Networking
Carné Joven