logo n+e
whatsapp
formacion
clases-directo

Las 20 claves para optimizar las redes sociales de tu empresa

Card image cap

Las nuevas tecnologías parecen sinónimo de redes sociales en la sociedad actual. El masivo empleo de estas plataformas por la gran masa de población es un hecho que las empresas deben tener en cuenta para sus estrategias, y eso se plasma en el uso que estas efectúan de las redes sociales.

Redes sociales más importantes

Dentro del abanico de redes sociales, estas son las principales usadas por los usuarios en las que puede ser viable e interesante desarrollar una vía de negocio:

  • Facebook: Es la más grande del planeta y se extiende por prácticamente todos los países del mundo excepto casos muy concretos. Su extenso volumen de usuarios facilita encontrar a gente potencialmente interesada en tu producto, pero a su vez es un número tan vasto de cuentas y páginas que dificulta reunir el grupo de personas afines a una serie de intereses.
  • Twitter: Una de las características más valiosas que posee Twitter es que se utiliza mucho como medio de información inmediata. Su ampliación de 140 a 280 caracteres ha generado que los contenidos puedan ser más amplios (en la medida escueta que permite por su esencia), así que es una plataforma recurrente para el desarrollo de una empresa.
  • Instagram: La evolución de esta aplicación para dispositivos móviles es cada vez mayor. En cada actualización se habilitan más funciones, y sirve tanto para subir historias en tiempo real y fotografías como para hacer vídeos en directo. Es, sin lugar a dudas, una de las que más ha aumentado su uso en los últimos años.
  • YouTube: Pese a tener muchos años, el uso de YouTube ha cambiado según ha avanzado el tiempo. Tutoriales, retos o actividades de diversa índole llevadas a cabo por los denominados youtubers o empresas que han decidido innovar han conseguido que sea una importante plataforma de difusión.
  • Google+: Aunque no es excesivamente empleada por el público mayoritario, Google es el buscador más usado en el mundo, por lo que los contenidos que estén publicados en su red social tienen más posibilidades de ser mejor posicionados en su web, lo que beneficia claramente a las compañías.
  • LinkedIn: Es una red social más profesional que el resto, más vinculada a empresas y trabajadores, por lo que es interesante para actividades como búsqueda de personal o difusión de contenidos entre expertos en el sector. Las conexiones que se pueden entablar en LinkedIn favorecen el marketing B2C (de la compañía al consumidor) y el B2B (entre empresas).
  • Pinterest: La muestra de imágenes en alta calidad facilita la exposición de las imágenes relacionadas a las ventas o promoción de la empresa con un nivel mejor de visualización para el usuario y otros posibles clientes, lo que beneficia su valoración externa. Es la red social que más ha crecido entre la juventud a nivel global.
  • Tumblr: Es una red social que no está entre las más usadas en España, pero que su uso extiende poco a poco entre los internautas por su atractivo visual y mezcla de funciones como publicación de textos, fotos u otros archivos multimedia.
  • Snapchat: Su porcentaje de uso en España no es tan grande como el que existe entre la población norteamericana, que es la que más utiliza esta aplicación móvil, pero muchas empresas poseen su canal en ella para comunicarse con el público de una manera más ágil y llamativa.

Ventajas de las redes sociales para empresas

Adaptarse a ordenadores y dispositivos móviles es fundamental para cualquier compañía, y si se trabaja bien esta plasmación de la empresa puede ser un hito en cuanto al crecimiento de la misma o en la difusión de su imagen, productos o servicios. Para que aprendas cómo sacar el máximo partido para tu empresa en cuanto al uso óptimo de las redes sociales, estas son las 20 claves para que prospere tu negocio:


1. Funcionamiento

Hay una amplia variedad de redes sociales y con distintos segmentos de público y modos de actuación. Por este motivo, no es la misma la manera de trabajar en Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest o LinkedIn entre otras plataformas. En este sentido según el sector en el que trabaje la empresa se ha de valorar cuáles son las redes más prósperas para la difusión del negocio.

2. Estrategia

Toda actuación que una empresa lleve a cabo ha de estar planificada, ya sea de ventas, marketing o en este sentido más específico de utilización de las redes sociales. Elaborar una hoja de ruta que sirva como guía de las acciones a realizar es muy útil para conseguir ampliar el rango de público y a su vez definir objetivos y target de dicho grupo de gente a quien se quiere transmitir el mensaje, teniendo en cuenta que hay varios grupos dentro de los internautas.

3. Análisis

Como se acaba de explicar, antes de publicar y publicitar es necesario un análisis previo para valorar qué es apropiado lanzar, cómo, cuándo y de qué forma. Una vez este estudio previo se ha materializado y se ha puesto en práctica con la publicación, es igual de importante analizar cómo funciona aquello que ha salido a través de las redes sociales de la empresa para saber si ha tenido éxito o no.

Para esta labor existen distintas herramientas como Google Analytics o Crowdbooster (para Facebook y Twitter) entre otras alternativas. Con este análisis se sabrá cuándo es mejor publicar en función del target al que va dirigido y qué tipo de contenidos subir con su respectivo formato.

4. Investigación

No solo hay que analizar las características de las publicaciones propias, sino que la investigación de cómo funcionan los contenidos de la competencia son muy útiles para ver qué línea se puede seguir tomando referencias de su éxito. Sin copiar, este estudio de las empresas del sector puede dar ideas sobre cómo trabajar y aplicarle a ello un giro que haga que tu campaña sea aún más efectiva.

En el caso de la competencia, hay un ejemplo de cuando Facebook intentó comprar Snapchat, pero ante su negativa, realizó actualizaciones en sus diferentes plataformas (Instagram, Facebook y WhatsApp) para que tuvieran funciones similares y así expandirse en ese terreno que no permitió habilitar Snapchat, lo que debilitó a esta en detrimento del crecimiento sobre todo de Instagram.

5. Imagen

Contar con un diseñador siempre viene bien para esta labor, de hecho es lo idóneo para este ámbito, pero en caso contrario, se ha de saber cómo crear logos acordes a la imagen de la marca, fotos de perfil y de portada según la red social, infografías y demás material gráfico que apoye el branding corporativo y lo mejore respecto a los usuarios.

Mantener una identidad visible para los internautas con las imágenes que aparezcan como avatar en las distintas redes es crucial para la asociación del seguidor de la marca. Renombrar las URLs también es una parte de este proceso (más oscura) pero que ayuda a la mejor apreciación de la empresa en Internet.

6. Nombre

Parece un paso que se ha obviado hasta ahora y es muy simple, pero escoger un nombre de usuario mediante el cual se pretende que te encuentren es vital para poder llegar al público. Frente a otros modelos de trabajo en los que la URL predomina frente al nombre de usuario, en las redes sociales es más importante para el posicionamiento y las búsquedas de los internautas este último, así que hay que mantenerlo como se quiera ser encontrado con el mismo en todas las plataformas en las que esté activa la empresa.

7. Descripción

Si tu empresa cuenta con una red social y el usuario llega por el motivo que sea hasta ella y le atrae pero no sabe a qué se dedica, es probable que no vuelva a ella al no fiarse. Por esta razón hay que escribir una biografía concreta y sencilla en todas las redes sociales para indicar la actividad de la compañía. Los valores y detalles más interesantes de la empresa son aptos para ser añadidos en los apartados en los cuales la extensión de esta descripción se puede ampliar.

8. Contenido

Publicar contenido de valor es indispensable para identificarse respecto a la competencia y del mismo modo para ganar una reputación en cuanto al buen trabajo realizado. La utilidad de estas publicaciones también influye a la hora de que no solo importa que sea un contenido de calidad, sino que también sea práctico para los usuarios. Si esto está apoyado por imágenes o infografías acordes al contenido, es mucho mejor para su viralización, siempre teniendo en cuenta qué tipo de publicación es más adecuada según en qué red social se publique.

9. Hashtags

Los hashtags son un elemento que se popularizó en su día a través de Twitter pero que es parte de todas las redes sociales. Tienen una función parecida a las palabras clave, y el hecho de que se resalten en las publicaciones de las plataformas online genera que su empleo haga más visual lo que se lance. Conocer cuál es el hashtag apropiado para el contenido correspondiente que se publique apoya su difusión y llegada al público adecuado, y por tanto la efectividad del trabajo realizado.

10. Revisión

Antes de publicar, se ha de revisar que toda la información es correcta, que no tiene faltas de ortografía y que se encuentra en el formato necesario. Parece ser algo demasiado obvio, pero este paso es indispensable para que a la hora de lanzar un contenido esté optimizado al máximo y de mejor impresión al usuario.

11. Conexión

Para que entre las distintas redes sociales y la web que aloje toda la información estén conectadas, enlazar unas con otras a través de las propias plataformas es vital en la creación de este vínculo. La aparición de links entre unas y otras de los sites oficiales pertenecientes a la empresa le otorgan veracidad a los mismos y un tráfico más elevado, además de mejor posicionamiento web, ergo esta conexión entre las distintas redes sociales y la página web (que debe enlazar a todas ellas) es buena en bastantes aspectos.

12. Apps internas

Las redes sociales desarrollan junto a otras plataformas aplicaciones internas que amplían servicios a los propios de las redes. Con esto se permite conectar entre sí distintas plataformas y aplicar un diseño personalizado si se desarrollan dentro de cada empresa, por lo que aporta originalidad y conexión entre las diferentes redes, hecho que es positivo también para el futuro posicionamiento web.

13. Verificación

Siempre que las propias redes sociales lo permitan, verificar las cuentas es un paso muy positivo para el posicionamiento y la percepción de los usuarios de la marca. La aportación a las plataformas de información de la empresa y la conexión con las otras redes oficiales de la empresa son características que se tienen en cuenta a la hora de solicitar estas credenciales que se plasman en forma de tick azul en la mayoría de las veces. El reconocimiento de estas cuentas es mayor al denotar que su importancia es mayor por la “oficialidad” que aporta el icono junto al nombre.

14. Publicidad

Cada red social permite llevar a cabo un tipo de campaña de publicidad. Facebook Ads, Google Adwords o tuits patrocinados son algunas de las opciones que contempla cada plataforma. A partir de esta base de las distintas clases de publicidad, el ámbito en el que se mueva la empresa se trasladará posteriormente a las inversiones que se efectúen en las redes sociales.

Es aconsejable gastar más en aquellos anuncios que tras un estudio previo resulten más exitosos potencialmente. Las publicaciones que interese más difundir llevarán más coste invertido, sin embargo, eso no exime que otras que pueden ser interesantes para el usuario no estén en ese “saco” puesto que a la larga pueden tener más engagement. Las inversiones en redes sociales se traducen en un 99% en Facebook, un 91% en Twitter, un 69% en YouTube y un 30% en LinkedIn o Pinterest entre otras opciones. Estas se hacen en función del uso de cada una de ellas en el ámbito de actuación de las empresas. Es una gran forma de publicitar la compañía y aumentar el tráfico de internautas.

15. Promociones

Los concursos, sorteos y promociones exclusivas a través de las redes sociales son un gancho muy efectivo para captar nuevos seguidores y fidelizar a los que ya lo son. Los productos o servicios que vayan a ofrecerse en este tipo de iniciativas de la empresa mediante las redes han de tener una coherencia respecto al ámbito de la misma, y no ha de verse desde fuera como una “argucia” para captar gente, sino como un premio a aquellos usuarios que apoyan a la compañía desde las redes sociales.

16. Influencers

Una de las tendencias que han generado las redes sociales es la continua aparición de influencers. El poder que tienen estos personajes en el mundo de la viralización de contenidos en las distintas plataformas es un factor del que muchas empresas se han dado cuenta. Por esto se buscan líderes de opinión o referentes que puedan expandir la imagen de marca de las compañías y así ampliar su rango de actuación a un público mayor.

17. Feedback

La labor de un community manager es estar activo en las redes sociales respecto a los comentarios que realicen los usuarios y a su respuesta. Ese vínculo directo que siente el internauta con la empresa incrementa el sentimiento de pertenencia a las redes sociales de la compañía, por lo que la relación con los seguidores se puede cuidar si se trabaja del modo adecuado. La presencia activa en redes no solo se limita a los comentarios que se hacen en las publicaciones propias, sino en la interacción con las redes sociales de otras empresas o en grupos específicos de las materias relacionadas que puedan originar un beneficio para las de uno mismo.

18. Reseñas

Incentivar a los usuarios que visitan las redes sociales de la empresa a valorar positivamente con diferentes tipos de puntuaciones o reseñas habilitadas provoca que sea más probable que otros internautas se fíen de ti en un futuro. Esto ayuda en el posicionamiento de la red social y en la confianza de los seguidores, factor importante para estas plataformas. Para recibir buenas puntuaciones, hay que hacer un buen trabajo para los clientes.

19. Posicionamiento

Ya han sido mencionados muchos pasos que sirven para el posicionamiento web de las redes sociales, pero aparte de esos métodos, existen muchos otros, y aunque el SEO no es tan importante en estas plataformas como en las páginas web, la redacción de los contenidos en función a su posicionamiento sin hacer perder sentido y calidad al texto nunca están de más. La presencia de enlaces externos o palabras clave son elementos que harán que en los motores de búsqueda sea más fácil encontrar la empresa.

20. Profesionalidad

Todos estos pasos para optimizar las redes sociales de una empresa se deben hacer de la mano de un community manager o un social media manager experto en la materia, ya que no cualquiera está capacitado para esta labor. Si quieres formarte para ser tú quien haga este trabajo, en N+E ofrecen especialización en este ámbito con el Máster en Marketing Digital con especialización en Social Media (MMDSM) y el programa de Especialista en Community Manager para que te conviertas en un profesional cualificado del sector.

Dani Bueno 22-11-2017
Recibe antes que nadie las promociones de nuestros cursos de formación online.

Al pulsar 'Suscribirme' acepto los términos y condiciones

Queremos saber tu opinión

Eliminar Celulitis
33 / 5
Máster en Habilidades Directivas en Negocios y Estrategia

Compartir en Redes Sociales

Newsletter de n+e

Recibe antes que nadie las promociones de nuestros cursos de formación online.

Al pulsar 'Suscribirme' acepto los términos y condiciones

Con el aval de

Anced
Ingresos Pasivos Inteligentes
AJE Madrid Jóvenes Empresarios
Cámara Madrid
Confianza Online
Aprendemás
Avanzaentucarrera
Criteo
Emagister
Mundo Posgrado
Negocios y Networking
Carné Joven