La importancia del Talento Empresarial en las instituciones | n+e
logo n+e
whatsapp
formacion
clases-directo

La importancia del Talento Empresarial en las instituciones

Card image cap

Ante un entorno empresarial cada vez más competitivo, el talento de los trabajadores se convierte en un componente imprescindible para que una empresa destaque en su sector y logre los objetivos que se proponga. En sintonía con lo anterior podemos catalogar al talento empresarial como un activo o recurso de gran valor para la prosperidad de la empresa.

Existe un error muy común en las instituciones respecto al concepto de talento empresarial. Este tiene su base en el pensamiento de que la identificación del talento de los trabajadores debe estar exclusivamente enfocado hacia aquellos que saben desempeñar las tareas encomendadas en su puesto de trabajo de manera correcta, es decir, en el caso de que el trabajador realice sus funciones correctamente y comprendiendo el proceso llevado a cabo para realizarlas. Es cierto que lo mencionado en las líneas anteriores es una de las causas del talento empresarial, pero no la única, ya que el error aquí mencionado tiene sus raíces al considerar que las ideas, pensamientos y relaciones de los trabajadores no son talento.

Esto significa que una correcta gestión del talento empresarial debe valorar y reconocer a los trabajadores como un conjunto de habilidades y pensamientos, tanto fuera, como dentro del ámbito laboral. Es decir, conocer sus necesidades y hacer lo posible para lograr satisfacerlas. Esto se puede conseguir proporcionando un estímulo al trabajador, para motivarlo así a desarrollar todo su potencial dentro de la empresa.

Aunque el departamento de recursos humanos se encarga de la gestión de este talento empresarial, los directores, supervisores, integrantes del equipo y en definitiva toda la empresa también deberían estar implicados indirectamente. Existiendo así un pensamiento global de gestión del talento, para conseguir que esto llegue al departamento encargado de realizar las gestiones necesarias para conseguirlo.

En base a lo anterior podemos llegar a la conclusión de que la gestión del talento empresarial es el desafío interno mas gigantesco de toda la organización. Los resultados de esta gestión se verán reflejados en las acciones del departamento de recursos humanos.

Los beneficios de una buena gestión son:

  • Mejorar las habilidades individuales de los trabajadores en su puesto.

  • Excelentes equipos de trabajos.

  • Productividad y rentabilidad empresarial.

Aspectos fundamentales de la gestión del talento empresarial

Teniendo en consideración la importancia que tiene el talento empresarial se han descrito una serie de fases para lograr una gestión beneficiosa del talento empresarial.

Detección

Esta fase tiene una gran importancia en la actualidad, debido a que los resultados y el desempeño guían la estabilidad laboral de las personas, es decir, si no consigues obtener los resultados que la empresa espera de ti esto puede ser un indicador de que fuera hay una persona “más competente”.

Lo explicado anteriormente debe ser considerado un error, ya que hay talento que no se ha explotado correctamente o que no ha salido a flote siendo este el motivo fundamental por el que se deben detectar y realizar acciones mediante las cueles se consigan estos resultados. Cambiar de personal en algunas ocasiones dar un paso atrás y empezar el proceso nuevamente.

Potenciación

Es en esta fase donde se espera que todas las personas que forman parte de la empresa sean conscientes de que también son participes de la gestión del talento empresarial. Efectivamente con esto se logra una excelente oportunidad para realizar algunas propuestas que potencien este talento y así conseguir los beneficios indicados anteriormente.

Retención

Esta es la fase más difícil. Además, como hemos mencionado al comienzo de este artículo, es normal ver rotaciones constantes en un entorno muy competitivo, esto se debe en parte a que los trabajadores con más talento son las personas más inquietas y exigentes, por lo que pueden verse atraidos por ofertas laborales de otras empresas.

Entre las claves para lograr la retención aquí mencionada es conseguir que el trabajador se encuentre motivado en la empresa. Este factor en la mayoría de las ocasiones suele ser más importante que una mayor cantidad de dinero ofrecida por otra empresa. Por esta razón se nos pueden llegar a presentar las siguientes acciones:

  • Fomentar la convivencia: El trabajo en equipo es algo inherente en la mayoría de los puestos laborales, por esta razón se debe respirar un ambiente de tranquilidad entre todos los integrantes, un buen ambiente en el puesto de trabajo da lugar a mayor rendimiento laboral.

  • Cultura de confianza: Aunque es similar a lo mencionado en el párrafo anterior, esto se refiere en que además de la convivencia, aquello que lo identifica y sabe lo que es, se busca una conexión entre la empresa y los trabajadores.

  • Crear un clima laboral estimulante: Es un factor determinante, si en todos departamentos de la empresa se observa una palpable tranquilidad o armonía, es muy sencillo que las personas que integran la empresa estén más cómodas.

  • Comunicación: Esta acción no está especialmente enfocada en que el empleado logre tener una buena relación con todas las partes, sino que también forma parte la retroalimentación que se le da. Esta retroalimentación debe demostrar se tienen en cuenta las ideas y opiniones del empleado.

  • Facilitar el aprendizaje: Una formación constante sobre novedades o cambios, es una acción que ven con buenos ojos los empleados y además aporta valor a la empresa.

  • Lograr retos: La necesidad de autosuperación genera un gran impacto en la motivación de los trabajadores, consiguiendo así logros personales o laborales que implican una fidelización hacia la empresa.

  • Personalización de la incentivación: Cada persona es diferente, por lo que sus necesidades varían. Es este el motivo por el que las medidas que se toman con un trabajador pueden resultar inútiles con otro. Es importante observar todos los matices y enfocarse en ellos, para hacer sentir así los trabajadores que la empresa se implica en su situación de manera personal (sin llegar a ser intrusiva). Esto constituye un buen motivo para que estos trabajadores tengan una mayor motivación laboral.

Con la realización de todas estas acciones lo que busca la empresa es que los empleados tengan una imagen positiva de ella, que se reflejará en su vida personal. Consiguiendo así una mejora de la imagen corporativa, aunque lo más importante, es que esta imagen se refleje en el ámbito laboral, donde crecerá su rendimiento con el paso del tiempo.

Si estás interesado en la gestión del talento empresarial o formas parte de un departamento de recursos humanos en una empresa te recomendamos nuestro Master en Gestión del Talento Empresarial, donde además de explicarte como potenciar el talento de los trabajadores te facilitara las herramientas necesarias para mejorar la productividad en las empresas.

Artículos que te pueden interesar

Las 12 lecciones de liderazgo que Nelson Mandela nos dejó
Día mundial del becario, ¿por qué son tan importantes?
Estrategias y consejos para encontrar los mejores talentos digitales

Johel Jiménez 04-06-2018
Recibe antes que nadie las promociones de nuestros cursos de formación online.

5% de descuento en tu formación al suscribirte

Al pulsar 'Suscribirme' acepto los términos y condiciones

Queremos saber tu opinión

Eliminar Celulitis
33 / 5
Máster en Dirección de empresas

Compartir en Redes Sociales

Newsletter de n+e

Recibe antes que nadie las promociones de nuestros cursos de formación online.
5% de descuento en tu formación al suscribirte

Al pulsar 'Suscribirme' acepto los términos y condiciones

Con el aval de

Anced
AJE Madrid Jóvenes Empresarios
Cámara Madrid
Confianza Online
Aprendemás
Avanzaentucarrera
Criteo
Mundo Posgrado
Negocios y Networking
Carné Joven